Etiquetas

lunes, 25 de mayo de 2009

LLUEVE

Las palabras se protegen como si las manos o las bocas pudieran dañarlas.
El amor se concreta en sus sonidos, en la calidez de sus formas.
Pero mienten.
Porque el amor es una inmensa mentira sin sangre, sin venas,
o es una verdad que no palpita en el corazón del hombre.
Por eso llueve,
desde hace siglos llueve.
Llueve corazones suplicantes,
cuerpos ateridos,
sangre como ríos infectados.
Pero las palabras existen y se ocultan,
las de verdad, las que nacieron sin ser vistas ni oídas.
Las palabras que duelen, porque el amor duele, se esconden detrás
como muchachas temerosas del ansia de sus pechos y de sus vientres.
Mi locura es callar, vivir en el no, en la palabra que se suicida en las largas avenidas del miedo.
Pero el amor existe en los cuerpos que lloran bajo tierra, en los perros abandonados, en el niño con el vientre hinchado con los huesos empujando hacia fuera, en el soldado que no quiso ser, en la mujer con la mirada perdida. El amor existe y la boca lo nombra por eso el verdugo teme.

12 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

cuanta verdad tiene tu escrito, la lluvia vida que nos acompaña en las buenas.. como en las malas..

un gusto leerte
saludos fraternos
un abrazo

Marckv dijo...

Las palabras que traen verdad no se escuchan, he aprendido que si lo pienso demasiado no soy completamente sincero, hermoso tu escrito... Gracias por tan bellas palabras...

Cybeles dijo...

Tal vez sea que usamos falsamente la palabra amor. Y allí nombramos el amor romántico y vacío de las películas clase B de Hollywood...
Esas imágenes a las que les negamos ojos, y bocas y manos golpean allí, donde el recuerdo del amor que vive en el futuro quiere nacer y ser.
Gracias por recordarnos el lado oscuro de nuestro corazón!
Saludos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Un hombre llamado Thoreau, quien dijo que quería acorralar a la vida para averiguar si era noble o mezquina, no pudo hacerlo con el amor. Siempre se enmascaraba en la necesidad. Entonces comprendió las palabras de Jesucristo: "Cuando andemos de nuevo desnudos y no tengamos verguenza"
El amor es el alma inevitable de todo lo que vive. Gracias, Juana, por tamaña poesía.
Besos de tu amigo el REL

Grettel J. Singer dijo...

lunaazul, cuánta verdad! atinado y sincero. muy bello tu escrito.
un beso

Rayuela dijo...

Las palabras, siempre las palabras...y el amor,y el dolor...
A vos te teme el verdugo, porque la palabra siempre es nombrada por tu boca lunar.


Hermoso, amiga querida!

J. M. Rosario dijo...

Hola, Juana! Te has hecho famosa con el nombre de tu blog, lo cual lamento ya quee eres tocaya mía.

qierto acrcamiento temático y emocional con el fragmento de mi relato que leiste hoy. Pero se trata de un poema aparentmente gráfico, además de excepcional linguísticamente hablando. Mustras el don de la posía, y tu opinión sobre mi relato me alegra más todavía con el talento tuyo que suelo apreciar cuando te visito. Felictaciones por ese poema que asemeja un cuerpo que pretende abrazar!

Abrazos, desde luego, Juana!

J. M. Rosario dijo...

Se perdió, Juana, esta parte de la frase que dice "este poema tiene cierto acercamiento..." Perdón!

ruben dijo...

Sólo nos queda la poesía para llegar a esos rincones.Tus versos que preceden al sueño.

Mercedes dijo...

No quiero paraguas cuando llueven tus palabras, digan lo que digan y transmitan lo que transmitan! Siempre son una caricia para mis sentidos...

Un besito, Lunaazul!

Adrianina dijo...

El amor nos da y nos quita sensaciones todo el tiempo, pero lo importante es que está ahí, no hayque dejarlo escapar cuando llega...

Muy intenso tu texto Luna. Siempre muy suave leerte.:-)

brujita dijo...

Existe Lunita, estoy segura de ello, el AMOR, pues el que miente y daña es ese otro amor, amor fingido, amor perecedero, amor no AMOR...y mienten las palabras que pregonan amor porqué el AMOR no precisa de palabra alguna...

Besito volado.