Etiquetas

miércoles, 1 de abril de 2009

LA NIÑA DEL AIRE


Yo era una niña de largos corredores y azoteas de cal.
Guardaba grillos en el cajón
y aullaba con los gatos en las noches insomnes.
Yo era una niña de paredes desconchadas con dibujos de elefantes,
caravanas de hormigas,
seres invisibles a los que nunca puse nombres.
Yo habitaba en una casa deshabitada,
con ladrillos en el suelo,
ventanas desvencijadas,
cristales difusos que semejaban el mar.
Yo soñaba en las tardes de verano con selvas tropicales,
con caballos alados,
volaba escaleras abajo
sintiendo en el corazón el latir de los aves.
Yo le robaba flores a la mañana,
inventaba pecados en la tarde,
le contaba cuentos a la noche,
acunaba con mi cuerpo las estrellas.
Yo buscaba manantiales y hallaba tollos,
me perdía en los espejos y me multiplicaba en calles solitarias.
Yo era una niña de pandorgas y libélulas,
con jazmines en el pelo y canela en los labios,
aullaba a la Luna,
andaba por largos corredores,
hacia equilibrios bordeando el abismo.
Yo solo era la niña del aire.

16 comentarios:

rodri dijo...

Maraviloso poema, maravillosa evocación de la infancia de la niña del aire que vuela en estos versos.
MIL BESOS

peyote dijo...

Eras la niña del aire, ahora el aire es una voz imcomparable.
Bellas palabras, bien trazadas.

SAludos.

Elisa dijo...

Brutal. Haces que uno sienta verdadera envidia de esa infancia descrita. Quiero volver a contarle cuentos a la noche...quiero canela, y el olor a flores.

Es realmente precioso que alguien pueda sacar esto de dentro. Enhorabuena!

Roberto Esmoris Lara dijo...

Solitarios los niños
Las sillas eran más altas y los cielos más bajos
Y las niñas del aire palpitaban los pájaros
y un grillo en el patio tocaba el violín de la siesta.
Y esa niña del aire en la foto, esa niña de ayer dibujaba una luna azul en mi alma
(Qué hermosa poesía, pajarita de papel, ¡Qué belleza! Muchas gracias)
Besos del REL

brujita dijo...

¡Muda , me quedo muda ante ese prodigio de sensibilidad!...elevas a la luna el contraluz de tus corredores y la cal desconchada de tus paredes, ¡Sigues siendo esa niña de aire a quién se le quedaron grillos en los bolsillos...¡gracias por dejarnos compartir tus momentos!...

Grettel J. Singer dijo...

lunaanzul, hada preciosa, qué hermoso texto. la melancolía de un niño es desesperante, pero bella y profunda.
eres muy linda y escribes delicioso.
besos

FRANCISCO LEGAZ dijo...

Hola "Niña del aire". Cuentas ese bonito pasado, pero al leerlo, siento que detrás hay tristeza. No sé por qué, y tampoco me desagrada lo que siento.
Imagino que es lógico añorar el pasado de la infancia, a veces tan olvidada y siempre tan importante. Enhorabuena por tu sensibilidad que has conseguido transmitirme directamente a la piel.
Un beso

Rayuela dijo...

Yo era una niña de patios y jazmines,con amigos fantasmas que me visitaban en las siestas de verano,que soñaba con tus mismas selvas y con un caballo blanco;que le temía a las estrellas y por eso las miraba;una niña que volaba en una gran magnolia y que conoció el pecado de las mariposas.

Tus versos me llenaron el alma de tibieza; si es preciso,anidaré tu nostalgia, niña del aire, mi amiga querida.
Bello, bellísimo poema!
Mil besos(van volando en alfombra mágica).

JuanSe... dijo...

me gustó mucho... una autodescripcion de tu niñez fantastica... está frase me encantó "Yo le robaba flores a la mañana,
inventaba pecados en la tarde,
le contaba cuentos a la noche,
acunaba con mi cuerpo las estrellas."...

y me recuerda mi niñez fantastica llena de libros..

un abrazo

EVCLL dijo...

que bella remembraza, la infancia es el recado de la fotagrafia en sepia de nuestra memoria, que bella es la infancia!!!

CROMOSOME dijo...

Eminente.
Genial es ser del aire y volar por los metales volátiles y habitar en una gran casa deshabitada... que está lleno de seres invisibles e imaginarios para la vista de los demás. Genial vivir la soledad, pero que sea en la imaginación y con seres de artificios imposibles. Genial es la niña del aire.
Saludos.

CeLeS! dijo...

Hay algo para vos en mi blog... ^^

El sereno de los faros dijo...

Sigues siéndolo, sólo que ahora tienes a la luna a tu lado.

beso,

PD: que vamos a hacer con las canelas y las fragancias de jazmín??
mmmmmm.

brujita dijo...

Hola Luna, cuando quieres te pasas por mi blog para recoger algo tuyo...

besito volado

Emilio dijo...

Muy lindas esas descripciones llenas de sensibilidad y cariño.

Nunca pierdas esa frescura.

Un saludo.

Mº Isabel dijo...

Te he descubierto hace poco y me entusiasmas, disfruto con cada uno de tus relatos y poemas, esta infancia tambien ha podido ser la mía pero jamás habría sabido contarla tan maravillosamente en tan pocas palabras.Magnífico.Besos.