Etiquetas

miércoles, 22 de abril de 2009

LA AMAPOLA Y EL TOPO

Insiste el topo en su delirio de amapola.
Rojo mar florece.
Luces de neón encienden el silencio.
Mi mano sucumbe a tu ternura.
Busca entre las sombras
acariciar tu muerte
tu muerte salada roja amapola.
Tu muerte que llenó mi boca
de tristes sapos
de príncipes envejecidos hinchados rotos en charcas dulces
en esas horas en que otro amor nos tienta.
Mi delirio de amapola
come sombras
para encontrar tu cuerpo
para matar tu muerte.
Las estrellas se vuelven de hojalata.
Hojas temblorosas
abren espantos a mi alma.
Mi cuerpo se pliega
en su noche de metal
en su luminiscencia de neón
sin consuelo.
Viejo topo
buscando a tientas
un vivir de amapola.

9 comentarios:

lunaazul dijo...

Lo he vuelto ha publicar, no sé si ahora se verá.

Rayuela dijo...

Ay Amapolalunar! Yo siempre lo ví,y ahora borraste mi comentario! Qué había puesto?



Besitos!

Grettel J. Singer dijo...

yo también lo podía ver bien. ahora lo veo dos veces y veo tu foto inmensa.
besitos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ahora si! (¡go, duendes!)...
Creo que es un poema intenso y con suspenso (y ruego que ese topo no lastime las raíces de tan bella amapola)
Esos amores mágicos estan siempre al borde del horror y del martirio de andar besando sapos. Prefiero los amores verdaderos, que si bien a veces se nos mueren cualquier viento los aviva. Como a rescoldo dormido debajo de las cenizas.
Besos, mi Almampena-Juana-Lunitazul
REL

ruben dijo...

Pliégate en la poesía Juana.Has hecho de la tristeza, belleza,a raudales.
poemas de rubén

Adrianina dijo...

Hermoso poema, con una metáfora profunda e interesante.
Tu sitio muy delicado y cuidado. Llegué hasta aquí a través del blog de Ade y su luna naranja.


Un beso grande, te sigo visitando.

www.adrianina.blogspot.com
www.princesaturandot.blogspot.com

rodri dijo...

Feliz día del libro y de las letras, lunaazul...
Gracias por seguir en este vuelo que nos conduce a la esencia de las palabras y de la vida.
Besos versos rosas amor y alcances.G

El sereno de los faros dijo...

Juana; siempre me sorprende que con pocas palabras creas universos, Amapola, topo, muerte y neón. Es una clase tu clase. La forma de utlilizar el verbo, el movimiento de tus textos.

Un beso amiga poetisa, gracias por enseñar tanta riqueza.

JuanSe... dijo...

yo no lo podía ver bien, pero copié y pegué en Word y ahi se vio bien... simplemente muchas veces somos tan ciegos como el topo que nos quedamos siempre probando de la misma amapola y no nos damos cuenta que hay tantas amapolas en el mundo que nos pueden saciar esa sed y deseo de tener una que realmente nos quiere matar con su muerte.

un abrazo