Etiquetas

viernes, 13 de marzo de 2009

MI MUERTE

Que morir es difícil, lo descubrí cuando me llegó la hora. Cuarenta años llevaba muriéndome y aún así, no supe cómo hacerlo. Todo empezó el día en que mi madre decidió traerme a este mundo a pesar de las ecografías, los análisis y las opiniones de los otros. Cuando mi madre me parió, nadie supo a ciencia cierta si había parido a una niña o a un pájaro. Sin embargo, nada había en mí que semejase a un pájaro, excepto el suave y blanco plumón que cubría mi cuerpo.
Al principio, mi madre, escondía las plumas de mi cuna y en vez de un móvil musical, le colgó una jaula con una ninfa,- es el pájaro que canta-, decía, cuando emitía ruiditos de bebe. Se empeñó en criarme como a una niña, colocó telas metálicas en las ventanas y rejas en las puertas. Pero las plumas no dejaban de aparecer frágiles y pequeñas, como serpentinas que mis manos lanzaban al aire llenándolo de colores.
Mi madre fue el único contacto humano que tuve, hasta que se murió o se fue, no lo sé, un día dejé de verla; la esperé hasta que su olor se desvaneció y sentí que mi corazón se mojaba. A partir de entonces las lágrimas me salían condensadas en nubes y las nubes en pájaros verdes, blancos, rojos, amarillos, azules….Tantas y tantas lágrimas, que tuve que abrir puertas y ventanas, romper rejas y telas y en su lugar colgué*atrapa sueños* . Mis pájaros volaban, libres, dejándome sus sueños, cientos, miles, millones de pájaros nubes, lágrimas viajeras, colores de lluvia tiñendo la tierra.

Nunca vi a un ser humano distinto a mi madre, ni los vi morir. Jamás tuve un sueño que no fuera de pájaro o de nube y el día que la Tierra quedó completamente inundada, sepultada en millones de colores y me tocó a mí morir, no supe cómo hacerlo,¿ mujer o pájaro?. Y aquí estoy, en mi habitación, rodeada de *atrapa sueños*, de un inmenso océano y con la certeza de no saber morir.

24 comentarios:

Rolalola dijo...

Que dolorosa se siente esta historia, estando del otro lado de la jaula. O mejor dicho, encerrada en otra jaula, a veces, también muy solitaria.

Lo peor, de todas formas, no creo que sea morir: sino el hehco de jamás haber volado.

Ahhh, tyerrible, horrible, maravilloso; estoy llorando sin parar.

El sereno de los faros dijo...

precioso luna, al fin y al cabo nadie sabe morir despues de vivir; pocos saben volar mientras viven; otros se morirán sin haber volado jamás.
besos,

Rayuela dijo...

Yo tampoco sé morir,mi niña pájaro.
Igual que vos, tengo un mundopatio inundado,está lleno de plumoncitos de colores y agua de corazón.Colgué también atrapasueños y llamadores de ángeles y de vientos sin saber porqué lo hacía.Ahora lo sé, es que esperaba algo bello y triste como lo que acabo de leer, para que me ayudara a vivir.


Un gran beso,con notas de jazmín, canela y pájaros de papel.

El sereno de los faros dijo...

Aunque te robé, si es una hecho consumado, la canela... te elegí entre los mejores blogs de poesía y relatos que visité.

Es un placer recomendar tu sitio, Juana.

beso,

JUAN JES dijo...

Agita el atrapa sueños, mueve el caza espíritus, mujer con alas.

CROMOSOME dijo...

La muerte se resigna a la vida. Para algunos son conceptos tan vanos… pero en este pequeño y extenso relato, cabe decir todo lo contrario. La muerte es algo, en el cual, a través de la nubes pasajeras, y pensamientos restringidos se va descascarando.
‘Mientras uno está allí, ella no está; y cuando ella tropieza y aparece… pues yo ya me he ido’…
Precioso. Son luna y sueños: Metamorfosis.
Adiós.

Alejandra Menassa dijo...

Hola Luna. Qué onírica tu historia, muy bella. Y no saber morir ¿quién no quisiera no saber morir?
Un beso

Rolalola dijo...

Gracias por tu comentario en el blog, y, el examen salió muy bien: valió la pena frenar con el juego un tiempo!!

Beso enorme!!

Anna. dijo...

Ay Mujer.... Ojalá puediera explicrte la extraña sensación me ha dejado leerte. Las lágrimas como nubes... los sueños como silencio.

Sin palabras.

Precioso.

Anna.

Antonio Castellón dijo...

Hola Lunaazul.
Pues al personaje de tu cuento-sueño, le diría que si no sabe morir que lo deje para otro día.
Mujer o pájaro, ¿para qué morir? Si no quiere o no puede vivir entre ese inmenso océano, que mire a ver qué hay en sus "atrapa sueños", a lo mejor puede colarse en alguno y marcharse, sin tener que morir.

Un abrazo.

Rayuela dijo...

Amiga! tengo un regalo para vos en mi blog!

Grettel J. Singer dijo...

no te preocupes que todos estamos en las misma, pájaros y hombres, no sabemos morir.

bella la historia, aunque triste, pero la belleza va por encima de la melancolía, y el caso de tu historia es exactamente lo que la hace fabulosa.
besos besos

CeLeS! dijo...

Tu relato me dejó sin palabras.
No siento tristeza al leerlo sino emoción de que a pesar de no saber morir haya colores y sueños de nube.


Hermoso.

untalgregorio dijo...

Me hagustadoeso, eso de no saber morir, loque en realidad, nadie sabe, solo los que pasan de doscientosaños pueden saberlo, y optar, nosotyros, los mortales, nos la pasamos esquivandola.
Un beso

Elisa dijo...

Yo tampoco sé morir :(
Pero el día que lo haga, espero hacerlo con la belleza que desprende este relato.

Muchos besos lunera!

LuNa... dijo...

HOLAAA AMIGA
EN MI LUNITA
HAY REGALOS PARA TI
PASA POR ELLOS
LOS MERECES

PUEDES LLEVARTE LOS
QUE MAS TE AGRADEN
PASA POR FAVOR

UN BESO INMENSO PARA TI

LuNa

Rio abajo dijo...

El salto a la muerte, es el salto a la vida, no a la otra vida, sino de otra vida. Esa es la constante para que haya vida, inexorablemente debe haber muerte y para morir hay que estar vivo. Y yo sé que seras tú cuando mueras: seras lo que miras ahora cuando a la orilla te acercas y sueñas; y cuando no estes yo te veré allí, ó allí estaré yo porque el río habrá llegado para acostarse todos los días tras el agua y los pinos

FRANCISCO LEGAZ dijo...

te devuelvo la magia. Una palabra es un mundo. Yo digo siempre que las palabras... son ventanas.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Que relato mas hondo, tiene la particularidad de emocionar y a mi me ha emocionado. Transmites todo lo que quieres y eso no es facil. Mi querida, nadie esta preparado para la muerte, si bien es cierto que todos sabemos que ocurrirá. Me quedè pensando...como serà aprender a morir ? Un beso inmenso y si me permitís te pondre entre mis Recomendados.

Grettel J. Singer dijo...

hola, vine a saludarte otra vez lunaazul, pues hoy me desperté pensando en esta historia.
un beso

Mercedes dijo...

Bueno, justo es que si la primera vez que vienes a visitarme te topas con bocadillos podridos, yo al devolverte la visita me encuentre cara a cara con la muerte! :-)

Ahora en serio, encantada de pasar por aquí! Tus palabras van directas al interior, y eso me gusta!

Un beso y hasta pronto!

untalgregorio dijo...

Por favor menina, pasa cuando quieras, que la casa es tuya.
Un abrazo

brujita dijo...

¡Nació sueño!...y éstos nunca deben morir,que se mantenga en ese no saber morir y se dedique a trazar lineas que puedan parir nuevos sueños de nuevas vidas...llenas de pájaros,plumas, mariposas y musgo.

Besito volado.