Etiquetas

martes, 11 de agosto de 2009

SE NOMBRABAN

Obstinados el uno en el otro se buscaban como si pudieran encontrarse.
Se nombraban como si al nombrase se poseyeran.
Cuerpo a cuerpo corazón a corazón.
Se nombraban como si el aire pudiera contener el aliento de sus bocas.
Como si la noche fuera sombra y el orden de los días, nada.
Como si las leyes del universo a cada paso se reinventaran.
Se buscaban.
Obstinados decididos a encontrarse.
Se nombraban a solas
Cuando la tierra duerme el sueño de sus dioses y el hombre calla.
Se nombraban.
Vencidos de amor, henchidos de palabras de verbos.
Se nombraban en las calles en las plazas,
se gritaban en las ventanas cerradas en los huracanes, en los insomnios,
en las azoteas se nombraban, en los balcones con escaleras al cielo,
se nombraban en todo y en nada.
Se amaban.

21 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me gusto esos nombramientos sueños en silencio compartidos..

BRAVO

Saludos fraternos
Un abrazo

JuanSe... dijo...

oh dios mio!!! que manera de nombrarse, que marea de palabras, van y vienen, vuelven y sumergen y sienten... solo sienten lo que pueda suceder, no esperan a que todo salga bien, simplemente se nombran, se aman y dejan que todo, todo sea como lo quieran tejer...


un abrazo... me ha gustado mucho

Roberto Esmoris Lara dijo...

Lunitazul, nadie puede escribir algo tan certero sin vivir o haber vivido un gran amor. Eres una elegida y una poeta descomunal!
Besos de tu amigo el REL

amarilla dijo...

uy q hermoso... estoy totalmente de acuerdo con las palabras de roberto... que manera de amar

ruben dijo...

Un poema que habría que leer sin pausa,de un tirón, casi atropelladamente para dejar al final que resuene con más fuerza ese "se amaban".Me ha gustado mucho
Un beso

María Socorro Luis dijo...

Bellísimo... Puritita poesía.

Un gran abrazo. Soco

Angus dijo...

Buenísimo.

El sereno de los faros dijo...

Juanaaaa que tremenda situación. Amar y nombrarse es el nombre del amor. a dónde van los cuerpos cuando se ama? porqué tan distantes?. Siempre la cabeza es el semáforo que no cambia de rojo... creyendo así que nos protege. Qué fuerte verse en el espejo de tus palabras.

muy fuerte.

beso,

mary dijo...

me he mecido en tus palabras y he sentido ese amor. besos

Eduardo dijo...

Se amaban, se buscaban ciegos entre la inmensidad del vacío… es precioso y tan certero lo que dices, siempre lo he dicho; eres muy creativa!

Un dulce saludo, cuídate.

Patrimonio dijo...

Visita la cultura; comenta las imágenes, la lírica… la experiencia misma.
Antofagasta Chile - Al bicentenario 2010.

Antonio Castellón dijo...

Aaaay, estimada Juana, suspiros de luna me provocan tus versos.
¿A qué me suena tu poema? Quizá a algo que viví, o algo que soñé, ya no recuerdo.
Pero los suspiros son aquí y ahora, y tuya es la culpa, la bendita culpa. ¡Gracias!

Un abrazo azul.

J. M. Rosario dijo...

Entonces... el verbo se hizo carne?
Porque, Juana, por lo visto elnombrarse les corporizaba al uno frente al otro! Un nombre hecho cuerpo, entregado al deseo de quien lo nombre, satisfaciendo las ansias, dando calor, entregando besos, segregando saliva para la mordida del amor, reacio a deshacerse en silencio, opuesto a no ser más que ilusión o recuerdo, dado al placer de dos cuerpos... oh... cada uno de esos nombres (el de ella, el de él) es así una realidad adorada, cristalina, palpable, como si los sueños quemaran!

grettel j. dijo...

que viva el amor! bellas tus palabras, siempre tan cargadas de tanta sutileza.
un besote

CROMOSOME dijo...

La inherente esencia del amor. La casual estadía en el paraíso de la adhesión… genial. Luna eres tan amplia al expresar, tus palabras realmente invocan.

Cuídate amiga. Besos.

Adrianina dijo...

A ver si mi interpretación vale...
Entiendo que las personas a veces se conocen en momentos equivocados.
Por lo tanto supongo que debe sufrir mucho.

Se nombraban, se pensaban y hasta se amaban en silencio.

Bonita entrada.

Besos linda.:-)
Siempre un placer leerte.

Deigar dijo...

Excelente, me encnató como siempre.

Saludos. Nos leemos

Rayuela dijo...

se reinventaron
de tanto nombrarse...
se amaron...
se aman?


Bello,Juana,mil veces bellos tus versos!

Besotes,amiga.

AristidesEchauri.Com dijo...

es asi el amor verdadero... es mudo.. porque solamente escucha, da todo al otro... sonrie a los demas porque aprendi a amar profundamente.... sabe que lo mas bello es tener a alguien a quien amar...
www.AristidesEchauri.Com

CANTO EN FLOR dijo...

Qué amor tan bello...

Un poema que desborda emociones y sensaciones, real, vívido, fascinante.

Desde México un abrazo, espero no ser inoportuna.

ZenyZero dijo...

Nombra un deseo y obtendrás el recuerdo de un nombre propio.

Se caen las sílabas al masticar tu nombre hacia la locura amarga del estómago, o a la dulce pesadumbre del corazón, una vez digerido y embebido en el riego sanguíneo.

Sílabas que te hacen mujer, no por hacerte el nombre, sino por que te hacen saber... a algo.

Un abrazo